Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
> Simon Marius, el rival de Galileo <

Este año se conmemora el cuarto centenario de la publicación de Mundus Iovialis, una polémica obra en la que Simon Marius detallaba el descubrimiento de las lunas de Júpiter y que le valió una agria disputa con Galileo Galilei.

Simon Mayr (1573–1624), latinizado Marius, era hijo de un tonelero y nació en Gunzenhausen, una localidad bávara cercana a Nuremberg, si bien pasó casi toda su vida en Ansbach, donde durante dieciocho años ostentó el cargo de astrónomo de la corte de los margraves.

Su entrada en la corte fue fruto del azar. Se cuenta que en cierta ocasión el margrave Georg Friedrich escuchó cantar al pequeño Marius y al regente debió agradarle, ya que en 1586 lo acogió en su colegio para príncipes de Heilsbronn al que Simon asistió hasta 1601. Ese mismo año visitó a Tycho Brahe en Praga y también conoció a David Fabricius; posteriormente estudió medicina en Padua, donde probablemente conoció a Galileo, profesor de matemáticas de aquella universidad.

Además de médico, Simon Marius fue un excelente matemático. Tradujo al alemán los primeros seis libros de los Elementos de Euclides y publicó un buen número de almanaques, los Prognosticon astrologicum, con predicciones de carácter astrológico. Incluso antes de la invención del telescopio demostró ser un hábil observador, publicó sus observaciones del cometa de 1596 y determinó de forma precisa la posición de la supernova de 1604 que había aparecido en la constelación de Ofiuco.



En el verano de 1609 consiguió un telescopio de fabricación belga gracias a su mentor, Philipp Fuchs von Bimbach. Según sus propias anotaciones, el 29 de diciembre de 1609 (fecha correspondiente al calendario juliano), es decir, un día después que Galileo, descubrió los cuatro satélites principales de Júpiter. Marius quizás no fue consciente del alcance del descubrimiento y, por ello, publicó su obra cuatro años después que Galileo. El astrónomo de Pisa lo acusó de plagio en Il Saggiatore. De todas formas, la primera acusación había partido de un compatriota, el jesuita Christoph Scheiner, quien lo había tachado de calvinista y plagiador. Actualmente, los historiadores de la ciencia aceptan que Marius descubrió las lunas galileanas de forma totalmente independiente. De hecho, Marius hizo referencia a una serie de detalles en los que Galileo no reparó. Observó que el plano orbital de las lunas de Júpiter está ligeramente inclinado respecto al plano ecuatorial del planeta y de la eclíptica, lo que explicaba las discrepancias en latitud observadas. Además observó cambios en el brillo de las lunas y calculó las tablas correspondientes para los años 1608 a 1630.

Los nombres de las cuatro lunas: Ío, Europa, Ganímedes y Calisto aparecieron por primera vez en una publicación Marius de 1614, si bien la idea original corresponde a Johannes Kepler. Los nombres actuales no se utilizaron hasta que John Herschel popularizó esta nomenclatura a mediados del siglo XIX.

Además de observar Venus y las manchas solares al telescopio, fue el primer europeo en hacer mención de la Nebulosa de Andrómeda. Simon Marius fue un firme defensor del sistema ticónico y sus observaciones de estrellas no hicieron sino reafirmar su postura. Marius estaba convencido de que al telescopio podían verse los discos de las estrellas y que estas no estaban tan lejos como proponía el modelo copernicano.

Dentro de los actos del centenario de la publicación de la obra cumbre de Simon Marius, la Unión Astronómica Internacional ha acordado denominar al asteroide 1980 SM como (7984) Marius. Este pequeño cuerpo situado en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter fue descubierto el 29 de septiembre de 1980 por la astrónoma Zdeňka Vávrová desde el Observatorio de Kleť (República Checa). Este reconocimiento se suma a las notables formaciones lunares de las Colinas de Marius y la Rima Marius que rinden homenaje a la denostada figura del astrónomo bávaro.

Artículo publicado originalmente en mi sección La Cara Oculta en la revista AstronomíA, 180 (junio de 2014).

Enlace 2014-10-01, 10:52 | 0 comentarios

> El juicio de Osnabrück <

En el artículo anterior de La cara oculta vimos cómo el astrónomo William Herschel defendía en 1795 que el Sol podía albergar vida en su interior. En esta ocasión veremos las repercusiones de esta idea en fechas relativamente cercanas.

En 1951, un ingeniero septuagenario de la ciudad alemana de Osnabrück (Baja Sajonia) llamado G. Büren declaró frente a un tribunal que “Las manchas solares no son manchas, sino agujeros. Son oscuras, lo que significa que el interior del Sol es más frío que su exterior. Siendo esto así, debe existir vegetación y el núcleo del sol debe ser habitable”. El reclamante era una asociación astronómica, la Astronomische Gesellschaft (A. G.) a la que pertenecían casi todos los astrónomos profesionales de Alemania y muchos otros del extranjero.

Büren era un astrónomo aficionado de sillón, sus vecinos aseguraron en el juicio que nunca había mirado por un telescopio. Según su propio relato, todo empezó a raíz de haber leído una estimación del interior de la temperatura del Sol. Según Sir Arthur Eddington el valor debía rondar los 40 millones de grados, para Büren esto era tan disparatado que dio una conferencia sobre la cuestión a los alumnos de la Escuela Superior de su ciudad. La conferencia, lejos de fomentar el debate y suscitar una respuesta por parte de la comunidad científica, pasó sin pena ni gloria. Así que Büren adoptó un plan mucho más audaz, ofreció un premio de 25.000 marcos (el equivalente a unos 50.000 euros en la actualidad) a quien fuera capaz de aportar pruebas de que el Sol no es habitable y una suma similar a quien pudiera demostrar las altas temperaturas y presiones que los astrónomos aseguraban que existían en el interior del Sol y de Sirio.



Esta vez la Astronomische Gesellschaft no dejó escapar la ocasión y tres destacados miembros de la asociación, el profesor Otto Heckmann de Hamburgo; el profesor Ludwig Biermann de Gotinga y el profesor Hans Siedentopf de Tubinga, presentaron pruebas que demostraban a todas luces que la habitabilidad del Sol era una insensatez. Sin embargo, no se pronunciaron respecto a la segunda cuestión, la de las temperaturas y presiones.

Se nombró a un jurado formado por tres científicos respetados que, obviamente, no debían ser miembros de la Astronomische Gesellschaft: el premio Nobel de física Werner Heisenberg, padre del famoso principio de incertidumbre; el astrofísico Schäfer de Colonia y un abogado de Hamburgo, llamado Fischer.

El jurado se reunió en Hanóver en septiembre de 1951 y estimó que las pruebas aportadas por la Astronomische Gesellschaft eran válidas y que Büren tenía que pagar. Pero el ingeniero rechazó el veredicto aduciendo que las pruebas aportadas no le resultaban convincentes.

Por extraño que parezca, el asunto acabó en los tribunales en Osnabrück, que confirmaron el veredicto del comité científico. Büren recurrió en segunda instancia en Oldenburg y en junio de 1953 se rechazó su apelación y se estableció la obligación de hacer frente al pago de los 25.000 marcos. La sala de vistas estaba abarrotada, Büren no podía ocultar su tensión e intentó discutir sobre la materia, pero el presidente del tribunal se lo impidió asegurando que lo que se estaba dirimiendo era su obligación a pagar o no. Las causas científicas ya se habían establecido en primera instancia y no cabía recurso.

Aunque el abogado de Büren intentó recurrir a una instancia superior en Karlsruhe, la muerte de su cliente en 1954 hizo que no se llevara a cabo. En 1956 la Astronomische Gesellschaft recibió el dinero de la herencia, de los que un 7% se habían quedado por el camino para el pago de costas y otros procedimientos legales. La asociación creó un fondo para el fomento de la astronomía, especialmente entre los jóvenes y, de este modo, el nombre de Büren ha pasado a la historia por convertirse en mecenas de la ciencia a pesar de sí mismo.

Artículo publicado originalmente en mi sección La Cara Oculta en la revista AstronomíA, 179 (mayo de 2014).


Enlace 2014-09-25, 11:47 | 2 comentarios

> Conjunción Saturno-Luna-Marte <

Ayer domingo pudimos observar una bonita conjunción de Saturno, la Luna y Marte.



La Luna no llegó a ocultar a Saturno, como en otras ocasiones, con el refractor se pudo ver así de cerca:



Enlace 2014-09-01, 08:24 | 3 comentarios

> Cometa C/2014 E2 (Jacques) <

A principios de este año, la noche del 13 de marzo de 2014, los astrónomos brasileños Cristóvão Jacques Lage de Faria, Eduardo Pimentel y João Ribeiro de Barros descubrieron un cometa con el reflector de 45 cm (17,7 pulgadas) f/2.9 del Southern Observatory for Near Earth Asteroids Research (SONEAR), situado cerca de Oliveira en Minas Gerais.

Ahora es un objeto cómodamente situado para los observadores del Hemisferio Norte. El cometa recorre estos días la constelación de Casiopea.

Ayer lo busqué con las efemérides del interesante planetario para iPad Sky Safari 4 Pro y conseguí verlo con prismáticos, en el límite de visibilidad, desde pleno centro de Córdoba, en un cielo con bastante contaminación lumínica.



A pesar de no tener el equipo en estación y con las dificultades propias de un cielo con mucha contaminación lumínica no quise dejar pasar la ocasión y le hice una foto rápida. En la imagen se puede ver que el cometa, de un intenso color verdoso-azulado, se ha desplazado en los 10 minutos de exposición que tiene la imagen. Su movimiento es evidente en el transcurso de pocos minutos.




El elemento dominante en el espectro de muchos cometas es el carbono diatómico (C2) que presenta una línea espectral verde. Esta sustancia es frecuente en la atmósfera de los cometas y se ve de color verde al ser iluminada por la luz solar en el entorno de casi vacío del espacio. El espectro también muestra una línea de emisión más débil en azul del C2. La mezcla de luz verde y azul del cometa le da ese tono aguamarina tan característico y que se puede ver en las fotos.

El perigeo (máximo acercamiento a la Tierra) se producirá el próximo jueves 28 de agosto, cuando estará a tan solo 0.56 unidades astronómicas (84.000.000 km) de nuestro planeta, así que todavía tenemos unos días para disfrutar del espectáculo.

Enlace 2014-08-25, 17:10 | 0 comentarios

> Explosión en la región activa 2149 <

El Sol vuelve a estar activo, en la región 2151 el satélite Solar and Heliospheric Observatory (SOHO) pudo captar ayer una explosión de clase M:



El aspecto del Sol en luz blanca (fotosfera) e hidrógeno alfa (cromosfera) era el siguiente:



Por su parte, en la región activa 2149 pude registrar esta explosión en el transcurso de 50 minutos.





Enlace 2014-08-25, 02:20 | 0 comentarios

> Triple conjunción <

Ha merecido la pena madrugar para ver la conjunción de Venus, Júpiter y la Luna al amanecer. Junto a una Luna de 27,33 días de edad se podían ver Júpiter y, más abajo, Venus.




Poco antes del amanecer los planetas todavía eran claramente visibles entre la luz del crepúsculo.




Actualización 24.08.2014:

Hoy la Luna de 28,27 días, con un 1,7% de iluminación, era más difícil de ver en el cielo que ayer. La separación entre los planetas también ha aumentado y el conjunto no es tan vistoso como días atrás.





Enlace 2014-08-23, 08:46 | 0 comentarios

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Octubre 2014
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
26 27 28 29 30 31  
             



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Colaboraciones




Síguenos en:




No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Ciencia en el XXI

Ciencia Kanija

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013