Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > Los insectos lunares de Pickering
> Los insectos lunares de Pickering <

El nombre de William Henry Pickering ha pasado a la historia de la Astronomía por el descubrimiento en 1898 de Febe, el noveno satélite de Saturno. Nacido en 1858 en Boston, era hermano de Edward Charles Pickering (1846-1919), uno de los astrónomos más respetados de su época.

Pickering era un observador habilidoso y perseverante, tenía habilidad matemática y cierto talento literario, pero adolecía de una virtud esencial: juicio sano. De hecho, es recordado fundamentalmente por sus disparatadas teorías que impidieron que la comunidad científica lo tomase en serio.

Gracias al legado de una suma de más de 230.000 dólares, donado por Uriah Boyden, un ingeniero de Boston, estableció un observatorio en las proximidades de Arequipa (Perú), del que fue su primer director. Su hermano, que había sido artífice de este nombramiento, le había encargado la creación de nuevas cartas del cielo austral y de la obtención de un gran número de espectros estelares pero, desde el principio, comenzó a dedicar la mayor parte de su tiempo a la observación de la Luna y de los planetas. Desde una posición privilegiada, con un refractor de 13 pulgadas de los prestigiosos Alvan Clark & Sons instalado a 2500 metros de altitud sobre el desierto, disfrutaba de un seeing excelente la mayor parte de las noches.

William Henry Pickering

A pesar de haber revolucionado con su hermano las técnicas aplicadas a la fotografía de nebulosas y estrellas, prefirió utilizar el ojo para el estudio de los detalles lunares y planetarios. Su hermano estaba desesperado por no recibir ni una sola fotografía y le envió un telegrama expeditivo que decía: ”Photograph with the thirteen inch”. Le siguieron otras cartas de petición en tono más suave, pero fueron en vano.

Durante su segundo año en Perú se centró en el estudio de Marte, que en 1892 estaba posicionado mucho más favorablemente para los observadores del hemisferio sur. Al igual que el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli, Pickering también observó líneas en la superficie que se intersecaban en zonas más oscuras que denominó “lagos”, y como tales los describió en una serie de artículos enviados al New York Herald. La polémica estaba servida y su hermano le escribió para pedirle moderación en sus interpretaciones.

A finales del mismo año tuvo ocasión de observar una ocultación de Júpiter por la Luna e interpretó erróneamente una ilusión óptica que se produce al observar dos objetos de distinta luminosidad como una evidencia de que la Luna tenía atmósfera. No fue el último de sus desvaríos, tras dedicar muchos esfuerzos a la observación de una serie de parches oscuros que aparecían sobre el cráter Eratóstenes y que parecían desplazarse, aseguró que se trataba de nubes de insectos que se desplazaban por la superficie del cráter. Al mismo tiempo sugirió que desde la Luna también podrían verse con un telescopio las migraciones de los búfalos en Norteamérica.

También detectó la presencia de vegetación y de tormentas de nieve sobre los picos centrales de Theophillus, Plinius, Alphonsus y Bullialdus. A pesar de que la comunidad científica fue muy escéptica, sus artículos en periódicos tuvieron mayor eco en la sociedad. Recordemos que fueron los años de la publicación de La Guerra de los Mundos de Herbert George Wells y la sociedad era muy receptiva a este tipo de asuntos.

Enlace 2006-09-23, 20:14 | 2 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/43184

Comentarios

1
De: omalaled Fecha: 2006-09-27 22:21

Aunque se equivocara, pudo dedicar su vida a lo que le apasionaba ... observar el cielo.

Salud!



2
De: Paulino Fecha: 2006-09-28 03:10

Saludos cordiales,

Tras un largo y trabajoso viaje, retornaré la actividad de divulgación científica en los próximos días (tiempo coincidente y semiparcialmente circunscrito).

Atentamente,
Paulino.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.157.210.33 (b320157835)
Comentario

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013