Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > La Tierra desde la sonda Kaguya
> La Tierra desde la sonda Kaguya <

La sonda japonesa Kaguya acaba de enviar una imagen de la Tierra en HDTV, mediante una cámara diseñada por la televisión japonesa NHK para su uso en el espacio. La imagen está tomada a 110.000 km de la Tierra.

La Tierra desde Kaguya. © JAXA/NHK


Kaguya

El nombre de la sonda, Kaguya, procede de un cuento tradicional japonés, el Taketori Monogatari. La historia dice así:

Érase una pareja de ancianos que no podía tener hijos, un día normal de trabajo el anciano salió a cortar bambú, que era su profesión. Cuando cortaba un tallo de bambú apareció una niña tan pequeña como una mano, pero tan bella como la Luna. La llevó a su casa y fue recibida por la anciana como un regalo del cielo. Otro día, cuando fue a cortar bambú aparecieron muchas monedas de oro, de nuevo las llevó al hogar y la mujer destinó esas monedas para criar como una princesa a la niña.

Kaguyahime, princesa de la Luna, fue como se llamó. La niña creció rápidamente hasta convertirse en una preciosa muchacha.

Tan preciosa era que tuvo muchos pretendientes de la corte, de ellos cinco príncipes fueron los que pidieron su mano, a cada uno se le asigno una prueba: conseguir el bol de piedra con el que Buda pedía limosna, traer una rama de joyas del monte Hôray, conseguir un traje incombustible forrado de rata de fuego, la joya de cinco colores de la cabeza del dragón y la concha favorable a los alumbramientos, que la golondrina transporta a través de los mares. Pero por distintas razones todos fracasaron. Hasta el emperador enamorado de la joven no fue capaz de conseguir que ella fuera su esposa.

Llegó el día en el que Kaguyahime tenía que volver a la Luna, entonces el padre al saber la noticia pidió ayuda de los Samurais para que no se llevaran a la Luna a la princesa. Llegaron las enviadas de la Luna y con un sutil gesto con las manos paralizaron al ejercito de Samurais, fue entonces cuando Kaguyahime entregó el kimono que ella llevaba en recuerdo de su persona y unas flores procedentes de la Luna (se representan como sakura, la flor del cerezo) y se marchó en una gran carroza hacia la Luna.

El cuento está adaptado de: Asociación Supein no Sakura.

Enlace 2007-10-03, 11:23 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/52559

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.105.241 (efc2b5f0c0)
Comentario

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013