Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > Cuarto creciente
> Cuarto creciente <

Siempre me ha llamado la atención el boceto que dibujó Galileo del cuarto creciente, donde aparece un enorme cráter, seguramente Stofler, muy sobredimensionado.

Durante el otoño de 1609, Galileo estuvo desarrollando su telescopio. En noviembre, fabrica un instrumento capaz de aumentar veinte veces. Emplea tiempo para volver su telescopio hacia el cielo. Rápidamente, observando las fases de la Luna, descubre que este astro no es perfecto como pretendía la teoría aristotélica. La física aristotélica, que poseía autoridad en esa época, distinguía dos mundos:

  • El mundo «sublunar», que comprende la Tierra y todo lo que se encuentra entre la Tierra y la Luna; en este mundo todo es imperfecto y cambiante

  • El mundo «supralunar», que comienza en la Luna y se extiende más allá. En esta zona, no existen más que formas geométricas perfectas (esferas) y movimientos regulares inmutables (circulares)


  • Galileo, por su parte, observó una zona transitoria entre la sombra y la luz, el terminador, que no era para nada regular, lo que por consiguiente invalidaba la teoría aristotélica y afirma la existencia de montañas en la Luna. Galileo incluso estima su altura en 7000 metros, más que la montaña más alta conocida en la época. Hay que decir que los medios técnicos de la época no permitían conocer la altitud de las montañas terrestres sin fantasías. Cuando Galileo publica su Sidereus Nuncius piensa que las montañas lunares son más elevadas que las de la Tierra, si bien en realidad son equivalentes.

    Boceto de Galileo en Sidereus Nuncius


    Esta tarde, mientras miraba el terminador en mi telescopio, este cráter, bañado en sombras, me parecía mayor de lo que es en realidad. Las sombras que se producen unas horas antes del cuarto creciente crean una ilusión óptica que nos hace imaginar un enorme cráter en el centro mismo de la Luna, es posible que el gran astrónomo pisano también se quedara impresionado con la imagen que le ofrecía su telescopio de apenas veinte aumentos y por eso reflejó en sus bocetos un cráter mayor de lo que corresponde.

    Cuarto creciente. © Paco Bellido, 2008


    Enlace 2008-02-14, 02:10 | 2 comentarios

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/55585

    Comentarios

    1
    De: Eugenio Manuel Fecha: 2008-02-14 06:05

    Gran artículo, Paco. Todo lo que tenga que ver con la historia de la ciencia me encanta. Y más si es de Galileo.

    Quisiera añadir algo, que seguro que sabes. Galileo en realidad no vio el relieve pues, como tú dices, observó el juego de sombras y luces. Con eso intuyó el relieve. Los dibujos de Galileo son magníficos y más teniendo en cuenta que sus telescopios tenían aberraciones (fueron construidos por ensayo y error). Hay una edición española de "Gaceta sideral" muy buena de Carlos Solis que, además, incluye "Conversación con el mensajero sideral", de Kepler

    Un saludo.



    2
    De: elvira rayon Fecha: 2008-06-17 02:26

    holaeestoy muy interesada en cuando ara cresiente la luna quiero cortarme el pelo y tambien cuando es bueno hacer dieta gracias!!!!!!!!!!!!!!



    Suscríbete:
    Blogalia

    Todos los artículos
    <Septiembre 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30  
                 



    Enlaces lunares

    Lunar Map Catalog

    LPOD: Lunar Photo of the Day

    Atlas Virtual de la Luna

    NASA: The Moon

    Gran colección de enlaces lunares



    Mis páginas



    Síguenos en:

    El beso en la Luna

    Promocionar tu página también



    No te lo pierdas


    Astrometría e historia de la astronomía

    Astroyepes

    Cuaderno de bitácora

    Cuaderno de bitácora estelar

    Cuaderno de observación

    Diario de un loco de las estrellas

    El lobo rayado

    El muro de Planck

    Ese punto azul pálido

    Eureka

    Experientia docet

    Fogonazos

    Goefry en la Luna

    Historias de la ciencia

    La aldea irreductible

    La décima esfera

    Los colores de la noche

    Los mundos de Brana

    Mundos distantes

    Por la boca muere el pez

    Sondas espaciales

    Tras el horizonte de sucesos

    Un velero estelar


    Imagen astronómica del día (APOD)




    ¿Qué es El beso en la Luna?


    Fase actual:

    Meteosat - Actualizado cada media hora


    Blogalia


    Blogalia

    Artículos anteriores
    © Paco Bellido. 2004-2013