Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > Interior de la Galería Linder
> Interior de la Galería Linder <

En la época de las grandes exploraciones eran habituales los gabinetes de curiosidades o cuartos de maravillas, auténticos precursores de los museos actuales que reunían piezas exóticas provenientes de los viajes a otros continentes. En estas colecciones además de animales, vegetales y minerales curiosos también se incluían obras de arte e instrumentos llamativos.

El Interior de la galería Linder, atribuido a Jan Brueghel, el Viejo (1568-1625), actualmente en una colección privada de Nueva York, muestra uno de estos cuartos de maravillas y desentrañar su significado plantea todo un enigma al observador. La obra fue encargada por el próspero comerciante alemán Peter Linder, residente en Milán. En el centro del cuadro aparece un anciano con barbas. Posiblemente se trate de una representación alegórica del diseño, aunque también podría tratarse de un retrato. Se ha planteado su notable parecido con el astrónomo alemán Johannes Kepler. Sobre las rodillas del anciano descansa otra figura alegórica, en este caso una mujer con un traje clásico que lleva en la mano derecha una paleta y pinceles. En la izquierda lleva un tiento, el bastoncillo que usan los pintores como apoyo. A los pies de la joven hay una maza y un libro con lo que posiblemente la figura alegórica se pueda entender como una representación de las bellas artes en su conjunto: pintura, escultura y arquitectura. La corona de laurel y el sol colgante son sinónimos de virtud. Una posible interpretación es que “Las artes y la virtud descansan sobre el diseño”. Por su parte, el diseño englobaría también las matemáticas y la astronomía.



La habitación reúne una gran cantidad de cuadros, muchos de ellos reconocibles. En varias mesas podemos ver algunos aparatos matemáticos y astronómicos. Sobre la mesa de la izquierda hay una esfera armilar alemana del siglo XVI, pero es en la mesita octogonal central donde encontramos el mayor surtido de instrumentos astronómicos y, seguramente, la clave para comprender la obra. El gran astrolabio de la izquierda es similar al astrolabio de Felipe II que se conserva en Madrid, obra de Gualterus Arsenius (Walter Aertsen). La ballestilla o Radius Astronomicus, era un instrumento utilizado para medir distancias angulares entre distintos cuerpos celestes. El astrónomo holandés Gemma Frisius popularizó su uso y grandes astrónomos, entre ellos Tycho Brahe lo utilizaron en sus observaciones. El compás que aparece sobre la mesa bien podría ser una versión del compasso de Galileo fabricada por el taller de Barocci–Vagnarelli en Urbino. En el globo celeste, probablemente obra de Jodocus Hondius el Jóven (Ámsterdam), se pueden reconocer la Osa Mayor, Leo, Cáncer, Géminis, Draco e Hidra. En la mesa hay dos libros de astronomía de Johannes Kepler, las Tabulae Rudolphinae (1627) y Harmonices Mundi (1619). Encima de ellos está la obra matemática Mirifici logarithmorum canonis descriptio de John Napier.



Además de los libros aparece un papel con el horóscopo de alguien nacido en el mes de marzo y el dibujo de los tres sistemas cósmicos discutidos en la época: el sistema tolemaico con la Tierra en el centro; el sistema copernicano con el Sol en el centro y el sistema híbrido de Tycho Brahe, en que el Sol y la Luna giran alrededor de la Tierra y los planetas giran alrededor del sol. En este último sistema aparece la inscripción ALY ET ALIA VIDENT, (Otros lo ven de distinto modo). Según Michael John Gorman, conservador de la Galería de la Ciencia del Trinity College de Dublín, todo el cuadro gira alrededor de esta inscripción y debe entenderse como una reivindicación de la importancia de las "matemáticas" (que englobarían a la astronomía y la astrología) en la comprensión del mundo.

Artículo publicado originalmente en mi sección La Cara Oculta en la revista AstronomíA, 157/158 (julio/agosto de 2012).

Artículos anteriores de la serie Historia y arte.


Enlace 2012-08-24, 13:15 | 1 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/72301

Comentarios

1
De: GHBDG Fecha: 2014-08-24 15:56

Enhorabuena, de nuevo, por tus reportajes, siempre tan interesante.

Te invito a ver mi mundo de instrumentos científicos antiguos:
www.globe-antique.com

SALUDOS CORDIALES,



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.216.223 (999dd10ae0)
Comentario

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013