Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > En busca de las luces del Norte (III)
> En busca de las luces del Norte (III) <

Mi primer viaje a Tromsø fue en octubre, durante una profunda borrasca que nos impidió disfrutar del espectáculo de las auroras que nos había llevado hasta esta región ártica. Los fenómenos naturales son así, unas veces se tiene suerte y otras no. El desánimo es el peor enemigo del astrofotógrafo así que, inasequibles al desaliento, en diciembre volvimos a probar suerte.

El pronóstico meteorológico no era muy favorable, las nubes son una constante a orillas del Atlántico en estas latitudes, pero diciembre es uno de los meses de invierno con menor cobertura nubosa, así que había algunas esperanzas.

Desde el avión pudimos ver la primera aurora sobre el mar de nubes.



En poco más de dos meses la ciudad había cambiado completamente de aspecto. Un amplio manto de nieve cubría la ciudad. Por suerte, la Corriente del Golfo atempera el clima de este rincón del globo y las temperaturas son mucho más suaves de lo que cabría esperar en estas latitudes. Entrando hacia el continente son frecuentes las temperaturas por debajo de -30 °C, pero en Tromsø no es habitual que bajen de -5 °C.



Justo después de registrarnos, salimos a ver el cielo. Estaba despejado y pudimos ver una aurora cerca del horizonte desde la misma puerta del hotel. Así que cogimos las cámaras y nos encaminamos a la cercana playa de Telegrafbukta caminando por la orilla del mar. Llegar hasta el parque no fue fácil, había tanta nieve que llegaba por encima de la rodilla. Por suerte, el sitio que había pensado como punto de observación no quedaba demasiado lejos del hotel.




Por la mañana tuvimos ocasión de volver al Museo Polaria, ubicado en un edificio con forma de bloques de hielo empujados a tierra firme por el Mar Ártico.



En el museo vimos una película sobre el archipiélago de Svalbard, Svalbard - Arctic Wilderness, y el documental Northern Lights in Arctic Norway, obra del prestigioso astrofotógrafo de Tromsø Ole C. Salomonsen.



Subimos con el teleférico a Fjellheisen. Desde la cumbre del monte Storsteinen a 421 metros sobre el nivel del mar, se tiene una vista privilegiada de Tromsø.




Hay varias empresas que organizan excursiones para fotografiar auroras. Las excursiones duran seis o siete horas y ofrecen la ventaja de ahorrarse tener que conducir por carreteras de montaña nevadas. Nos dejamos aconsejar por los expertos guías de Arctic Guide Service que nos llevaron a Hillesøya, una isla conectada por un puente al extremo occidental de la isla de Kvaløya, la isla de la ballena.

Con un horizonte abierto al mar, el espectáculo nos dejó a todos sin palabras. La temperatura era inferior a -10 °C y soplaba algo de aire, pero eso eran detalles sin importancia ante la maravilla que evolucionaba delante de nuestros ojos.






Volvimos a Tromsø alrededor de las una y media de la noche, la actividad no había cesado y desde la ventana de mi habitación en el hotel pude seguir haciendo fotos hasta pasadas las cuatro de la madrugada.



Por la mañana visitamos el Nordsnorsk Vitensenter, el Centro de Ciencia del Norte de Noruega, un museo de Ciencia de mediano tamaño que presume de contar con el planetario situado más al norte en todo el planeta.




Tuvimos la ocasión de ver Experience the Aurora, una película sobre auroras proyectada en la pantalla panorámica del planetario.



La noche siguiente nos dirigimos hacia la frontera con Finlandia, en la zona la temperatura prevista era de -30 °C aunque al final no fue necesario alejarse tanto y disfrutamos de un gran espectáculo cerca de Skibotn con la vista de los imponentes Alpes Lyngen bajo las auroras, sus picos rondan los mil metros de altura, un valor considerable teniendo en cuenta que el piedemonte está a nivel del mar.





Después de haber visitado Islandia en dos ocasiones en busca de las auroras: En busca de las luces del Norte (I) y En busca de las luces del Norte (II), puedo recomendar Tromsø como destino ideal para quien desee fotografiar las luces del Norte. Su ventajosa posición a casi 400 kilómetros por encima del Círculo Polar Ártico es un punto a su favor, además de su animada vida nocturna y su oferta de museos.


Enlace 2014-01-04, 18:55 | 6 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/74202

Comentarios

1
De: Rafa Enriquez Fecha: 2014-01-04 21:36

Me alegro de que lo consiguieras en esta ocasión. Impresiona ver estas latitudes, ese clima extremo y sobre todo estos cielos tan singulares. Naturaleza total, belleza y sensaciones, todo eso veo en tus fotos.



2
De: María Ropero Fecha: 2014-01-05 01:38

Enhorabuena por este magnífico reportaje y poder observar el invierno ártico.Visité Tromson en verano para observar el "Sol de media noche". Pero esta belleza lo supera.



3
De: Manolo Barco Fecha: 2014-01-05 10:49

Que espectáculo...gracias Paco por tan magnifico reporte.



4
De: Rafa Fecha: 2014-01-06 00:49

!!Impresionante, Paco!! Realmente sin palabras, sobrecogen las imágenes. Me alegro que resultase todo un éxito este viaje.



5
De: Mizar Fecha: 2014-01-06 11:59

Gracias por los comentarios, amigos.



6
De: Ramón Sobrino Fecha: 2014-02-13 19:32

Paco increíbles imágenes que te dejan sin palabras.
FELICIDADES.
un abrazo



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.197.180.64 (31fa8f66c5)
Comentario

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013