Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > Simon Marius, el rival de Galileo
> Simon Marius, el rival de Galileo <

Este año se conmemora el cuarto centenario de la publicación de Mundus Iovialis, una polémica obra en la que Simon Marius detallaba el descubrimiento de las lunas de Júpiter y que le valió una agria disputa con Galileo Galilei.

Simon Mayr (1573–1624), latinizado Marius, era hijo de un tonelero y nació en Gunzenhausen, una localidad bávara cercana a Nuremberg, si bien pasó casi toda su vida en Ansbach, donde durante dieciocho años ostentó el cargo de astrónomo de la corte de los margraves.

Su entrada en la corte fue fruto del azar. Se cuenta que en cierta ocasión el margrave Georg Friedrich escuchó cantar al pequeño Marius y al regente debió agradarle, ya que en 1586 lo acogió en su colegio para príncipes de Heilsbronn al que Simon asistió hasta 1601. Ese mismo año visitó a Tycho Brahe en Praga y también conoció a David Fabricius; posteriormente estudió medicina en Padua, donde probablemente conoció a Galileo, profesor de matemáticas de aquella universidad.

Además de médico, Simon Marius fue un excelente matemático. Tradujo al alemán los primeros seis libros de los Elementos de Euclides y publicó un buen número de almanaques, los Prognosticon astrologicum, con predicciones de carácter astrológico. Incluso antes de la invención del telescopio demostró ser un hábil observador, publicó sus observaciones del cometa de 1596 y determinó de forma precisa la posición de la supernova de 1604 que había aparecido en la constelación de Ofiuco.



En el verano de 1609 consiguió un telescopio de fabricación belga gracias a su mentor, Philipp Fuchs von Bimbach. Según sus propias anotaciones, el 29 de diciembre de 1609 (fecha correspondiente al calendario juliano), es decir, un día después que Galileo, descubrió los cuatro satélites principales de Júpiter. Marius quizás no fue consciente del alcance del descubrimiento y, por ello, publicó su obra cuatro años después que Galileo. El astrónomo de Pisa lo acusó de plagio en Il Saggiatore. De todas formas, la primera acusación había partido de un compatriota, el jesuita Christoph Scheiner, quien lo había tachado de calvinista y plagiador. Actualmente, los historiadores de la ciencia aceptan que Marius descubrió las lunas galileanas de forma totalmente independiente. De hecho, Marius hizo referencia a una serie de detalles en los que Galileo no reparó. Observó que el plano orbital de las lunas de Júpiter está ligeramente inclinado respecto al plano ecuatorial del planeta y de la eclíptica, lo que explicaba las discrepancias en latitud observadas. Además observó cambios en el brillo de las lunas y calculó las tablas correspondientes para los años 1608 a 1630.

Los nombres de las cuatro lunas: Ío, Europa, Ganímedes y Calisto aparecieron por primera vez en una publicación Marius de 1614, si bien la idea original corresponde a Johannes Kepler. Los nombres actuales no se utilizaron hasta que John Herschel popularizó esta nomenclatura a mediados del siglo XIX.

Además de observar Venus y las manchas solares al telescopio, fue el primer europeo en hacer mención de la Nebulosa de Andrómeda. Simon Marius fue un firme defensor del sistema ticónico y sus observaciones de estrellas no hicieron sino reafirmar su postura. Marius estaba convencido de que al telescopio podían verse los discos de las estrellas y que estas no estaban tan lejos como proponía el modelo copernicano.

Dentro de los actos del centenario de la publicación de la obra cumbre de Simon Marius, la Unión Astronómica Internacional ha acordado denominar al asteroide 1980 SM como (7984) Marius. Este pequeño cuerpo situado en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter fue descubierto el 29 de septiembre de 1980 por la astrónoma Zdeňka Vávrová desde el Observatorio de Kleť (República Checa). Este reconocimiento se suma a las notables formaciones lunares de las Colinas de Marius y la Rima Marius que rinden homenaje a la denostada figura del astrónomo bávaro.

Artículo publicado originalmente en mi sección La Cara Oculta en la revista AstronomíA, 180 (junio de 2014).

Enlace 2014-10-01, 10:52 | 1 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/74899

Comentarios

1
De: Oscar Ferro Fecha: 2014-10-03 05:17

¡Muy buen artículo! Había oído ese nombre antes, pero no tenía idea de que hubiera codescubierto los satélites de Júpiter en serio. Y el grabado me encanta.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.4.231 (8dae731f55)
Comentario

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013