Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > La huida a Egipto
> La huida a Egipto <

Es frecuente que los artistas se interesen por otras áreas del conocimiento para complementar su habilidad con los pinceles o en el modelado. Adam Elsheimer fue uno de los pioneros en la representación fidedigna del cielo.

El pintor alemán Adam Elsheimer (1578-1610) fue una figura destacada en la 'pintura de gabinete', un término que hace referencia a una moda pictórica iniciada en el siglo XVII que engloba a aquellos cuadros pequeños pintados sobre caballete destinados a habitaciones de dimensiones reducidas y a ser vistos de manera cercana. A pesar de haber realizado pocas obras y de haber fallecido con solo 32 años, este pintor nacido en Fráncfort fue una figura destacada. Entre los artistas sobre los que ejerció alguna influencia se cuentan autores de la talla de Rubens, Rembrandt, Poussin o Claudio de Lorena.

Tras una estancia de dos años en Venecia, Elsheimer llega a Roma en 1600 y entra en contacto con Giovanni Faber, médico del Papa, botánico conservador del Jardín Botánico Vaticano y futuro miembro de la famosa Accademia dei Lincei, un círculo cultural intelectual fundado en 1603 del que también formará parte Galileo Galilei.

Otro de los amigos del círculo será Rubens, que en 1601 se encontraba en Roma. El pintor flamenco le recriminaría no ser más prolífico en su trabajo. Y es que Elsheimer pinta despacio: prefiere pasar el tiempo en las iglesias, estudiando la obra de los grandes maestros. Es tan exigente en la búsqueda de la perfección que con frecuencia se siente abatido y deprimido. El pintor pasará el resto de su vida en Roma, donde se casará, tendrá un hijo y acabará por convertirse (probablemente en 1606) del luteranismo al catolicismo. En 1606 es admitido en la Accademia di San Luca, el gremio de los pintores de Roma.



En La huida a Egipto el pintor representa el conocido pasaje evangélico (Mateo 2, 13-15) que relata la partida de la Sagrada Familia a Egipto buscando refugio ante la persecución de Herodes. Su planteamiento es original. Por extraño que parezca, ninguno de los pintores que había tratado este tema con anterioridad situó la escena en un paisaje nocturno.

El cuadro es un óleo sobre cobre de 31 × 41 cm. A pesar de haber cuatro fuentes de luz en la pintura –la hoguera de los pastores; la antorcha que porta San José; la Luna y su reflejo en el agua– la escena es muy oscura, lo que permite reconocer en el cielo la Vía Láctea y algunas constelaciones. La posición de la Luna y de las estrellas que se plasma en la obra corresponde a la del cielo de una noche de verano en Roma en junio de 1609. La Osa Mayor aparece en la posición correcta en la esquina superior izquierda, aunque más pequeña de lo que se vería en el cielo en la realidad. Sin embargo, lo más interesante es cómo ha representado la Vía Láctea. Por primera vez en la Historia del Arte aparece de forma realista, formada por incontables estrellas individuales. Hasta que Galileo dirige su telescopio a la Vía Láctea nadie sabía que nuestra galaxia está formada por multitud de estrellas. Parece evidente que Elsheimer tuvo que tener contacto con algún astrónomo. Desde mediados de 1609 se generaliza el uso del telescopio (inventado un año antes en los Países Bajos) para explorar el cielo. En 2005, un estudio conjunto de la Alte Pinakothek y el Deutsches Museum llegó a la conclusión de que el autor tuvo que haber tenido acceso a un telescopio: tanto la representación de la Vía Láctea como la de algunas formaciones lunares invisibles a simple vista apuntan en este sentido.

Un año después de pintar La huida a Egipto, Elsheimer muere en la indigencia. Su cuadro se puede ver actualmente en una sala dedicada a la pintura de gabinete en la Alte Pinakothek de Múnich. El cobre pulido hace destacar los detalles del óleo y las estrellas puntuales, así como el exquisito detalle con que está representada la escena.


Artículo publicado originalmente en mi sección La Cara Oculta en la revista AstronomíA, 185 (noviembre de 2014).

Enlace 2014-12-03, 11:39 | 3 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/75080

Comentarios

1
De: Manu Arregi Biziola Fecha: 2014-12-03 12:28

¿Muy cerca la Luna llena de la Osa mayor, no? Osa mayor que parece una mezcla de las Osas mayor y menor. Aunque por la orientación del "magno" solo puede ser la mayor, en versión mini.
Por lo demás, un precioso cuadro que no conocía. Genial esa Vía Láctea.



2
De: Mizar Fecha: 2014-12-03 13:08

Claro, no se puede pedir exactitud científica. Los cuadros se pintan de día, con luz, el pintor se inspira en lo que ha visto pero no lo reproduce exactamente igual. La composición pictórica tiene más importancia que el documento fidedigno. ☺



3
De: rvr Fecha: 2014-12-03 14:32

Paco: Muy interesante como siempre. Este cuadro tan oscuro me recuerda a las "Observaciones astronómicas" que hay en los museos vaticanos, pero son claramente posteriores a éste.

Manu: Hazte mirar ese síndrome del cielo de Titanic. ¡Ay, Neil Tyson, cuánto daño has hecho! ;D



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.204.189 (c36e169464)
Comentario

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013