Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > Noche invernal en Rondane
> Noche invernal en Rondane <

Las escenas nocturnas son un tema recurrente en el arte. Los maestros flamencos alcanzaron una gran pericia a la hora de captar ambientes iluminados por la luz de la Luna. Uno de los pintores más hábiles en este tema fue el paisajista neerlandés Aert van der Neer (1603-1677). Ahora sus pinturas se pueden ver en las principales pinacotecas del mundo pero en su época no fueron apreciadas y, como tantas veces ha ocurrido en la historia del arte, el pintor murió en la más abyecta pobreza.

El pintor neorromántico noruego Harald Sohlberg (1869-1935) también supo reflejar con maestría el paisaje iluminado por la sutil luz de la Luna. Su obra Noche invernal en Rondane, de la que hay varias versiones, surgió a raíz de una excursión para esquiar a los montes del Parque Nacional de Rondane, a unos 200 kilómetros al norte de Oslo, durante las vacaciones de Semana Santa de 1899. Sohlberg quedó vivamente impresionado por el carácter simbólico y espiritual de la luz de la Luna llena de Nisán que se derramaba sobre estos montes de extraordinaria belleza. Regresó al lugar a finales del invierno de 1900 donde pasaría dos años intentando captar el ambiente de las montañas iluminadas por la Luna. La tarea resultó ser abrumadora. La Luna se desplaza mucho en el cielo de una noche a la siguiente y la iluminación del paisaje cambiaba drásticamente. Por si fuera poco, los rápidos cambios de fase complicaban la tarea aún más, ya que la intensidad de la luz crecía de forma evidente a medida que pasaban los días. Pintar al aire libre a la luz de la Luna era muy difícil, no se veía la paleta y reproducir los colores de las montañas en el lienzo sin encender una lámpara era verdaderamente complicado.



Hasta el momento, ningún pintor había intentado captar el aspecto de las montañas nevadas iluminadas por la Luna. Tuvo que recorrer el camino en solitario hasta conseguir su meta. Durante catorce años hizo centenares de pruebas en carboncillo, a lápiz, a tinta, en acuarela, pastel y gouache hasta llegar a la obra que hoy se puede ver en la Nasjonalgalleriet de Oslo. La escena está iluminada débilmente así que el efecto Purkyně entra en juego. Según este efecto, cuando la intensidad de la luz disminuye, los objetos rojos parecen perder intensidad más rápido que los objetos azules con el mismo brillo. Sohlberg utiliza con habilidad una paleta de azules para crear la ilusión de un paisaje iluminado por la Luna.

En el cielo se pueden ver las Pléyades a la izquierda. El objeto brillante que se ve entre las dos montañas es el planeta Venus, un objeto notable en el cielo vespertino a mediados de marzo de 1900. Seguramente su brillo produjo una honda impresión en el sensible Sohlberg que siguió utilizando su imagen como símbolo estilizado incluso cuando el planeta dejó de ser visible por la noche. En 1911 Sohlberg regresó de nuevo a los montes de Rondane momento en que, casualmente, Venus volvía a ser un objeto destacado en el horizonte oeste.

Aunque la exactitud científica no sea necesaria para conseguir una obra maestra, a fin de cuentas la tarea del artista no es representar la naturaleza de forma fidedigna sino dar su propia visión personal, los esfuerzos de Sohlberg demuestran que la atención a los fenómenos naturales a la hora de captar los matices de la luz de la Luna siempre rinde sus frutos.

Artículo publicado originalmente en mi sección La Cara Oculta en la revista AstronomíA, 184 (octubre de 2014).


Enlace 2014-12-10, 12:10 | 2 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/75104

Comentarios

1
De: Miguel Angel García Díaz Fecha: 2014-12-19 01:38

Hombre por fin veo el cuadro, creo que tenia un problema para cargar la imagen de las paginas. Si no lo he dicho antes, están muy bien las indagaciones en este tipo de pinturas que nos haces llegar. Gracias Paco. Ah, ¿y que será esa cruz que se ve en la montaña del fondo a la derecha?



2
De: Mizar Fecha: 2014-12-23 12:07

Esa cruz existe en realidad en la montaña, es una especie de monumento.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.87.112.248 (dd323d3ca2)
Comentario

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013