Lo más incomprensible del Universo_

es que podamos llegar a comprenderlo._

Einstein_


He amado demasiado a las_
estrellas para temer a la noche_


Epitafio de un astrónomo aficionado_



_
_Una mirada diferente a nuestra compañera de viaje: la Luna
Inicio > Historias > El reloj astronómico de Lier
> El reloj astronómico de Lier <

El reloj del Jubileo está instalado sobre el edificio medieval de la Torre Cornelius, un resto de las fortificaciones del siglo XIV, restaurada para la ocasión a fin de instalar el reloj que el relojero y astrónomo aficionado Louis Zimmer (1888-1970) había terminado en 1930 con motivo del centenario de la independencia de Bélgica y que donó a su ciudad natal.



En el interior de la torre se pueden visitar el Estudio astronómico, en la primera planta, y el reloj principal con los mecanismos que accionan todas las esferas y automatismos en el segundo piso.



El Reloj del Jubileo cuenta con doce esferas alrededor de la esfera central que marca la hora oficial. A las 12 se sitúa un globo con las fases de la Luna, le sigue la esfera correspondiente al ciclo metónico y la epacta; la ecuación del tiempo; la posición del Sol en el zodiaco; el ciclo solar y la letra dominical; el día de la semana; un globo terráqueo que indica el hemisferio iluminado por el Sol; el mes; el día del mes; las estaciones; las mareas y, finalmente, la edad de la Luna.



Cuando el reloj marca las doce se abren tres pequeñas ventanas. En la inferior podemos ver un desfile de figuras históricas del período 1830-1930 en el que se reconoce a los tres primeros reyes de Bélgica, a seis alcaldes de Lier, así como el escudo de armas de la ciudad y el león belga.

En las ventanas de arriba hay un mecanismo de percusión que representa las cuatro etapas de la vida: la infancia, la adolescencia, la edad adulta y la vejez. Cada etapa está representada por personajes de ficción de novelas locales.



Zimmer tardó cinco años en crear esta obra. Dado que, como ocurre en la actualidad, en la escuela prácticamente no se estudiaba nada sobre astronomía y la mayoría de la gente sabía muy poco sobre el Universo, el relojero decidió construir un Estudio astronómico con afán didáctico. Tras dos años de trabajo abrió el estudio que consta de nueve departamentos en los que podemos encontrar 57 esferas en total.

El primer departamento ofrece información sobre la hora en distintos lugares de la Tierra, con relojes en diversos sistemas de numeración de todo el mundo y un curioso reloj que indica la hora decimal, una decisión adoptada en 1793 por la República Francesa que nunca llegó a tener éxito.

El segundo departamento está dedicado a las mareas y cuenta con diez esferas que indican las mareas en los puertos de Lisboa, Santander, Brest, Dover, Ostende, Hoek van Holland, Estocolmo, Reykjavik, Saigón y el puerto interior de Amberes.

El siguiente departamento es el planetario donde podemos ver esferas en las que cada planeta gira en torno a su eje. Le sigue el departamento de cálculos astronómicos donde encontramos toda una serie de diales que indican desde el período de Saros, hasta la posición de los cometas Encke y Halley pasando por la posición de los radiantes de las principales lluvias de meteoros.

El quinto departamento está dedicado a los movimientos de rotación del eje terrestre. Podemos ver la duración del día sidéreo, del día solar, del día lunar y del día en diversos planetas.

El siguiente apartado trata de las fases de la luna y de las mareas. Le sigue un departamento dedicado a importantes fenómenos astronómicos como la paralaje, la determinación de la longitud del Sol y su distancia respecto a la Tierra, la declinación del Sol, la velocidad de la Tierra a la latitud de Lier, el terminador de la Luna a medianoche, el crepúsculo astronómico y civil o los eclipses.

El octavo apartado está situado en el techo de la habitación. Se trata de un planisferio celeste muestra las constelaciones del hemisferio norte. Un disco rotatorio permite saber qué constelaciones son visibles en el cielo.

El noveno departamento está formado por diversos aparatos de medición atmosférica, un barómetro, un termómetro y un higrómetro.

El Wonderklok

Junto a la torre del reloj se encuentra el Pabellón Zimmer donde se puede visitar el reloj Wonderklok, un ”reloj maravilloso” compuesto por 93 esferas y 14 automatismos, que fue diseñado por Louis Zimmer para la Exposición Universal de Bruselas de 1935. Posteriormente el reloj viajó a Nueva York donde estuvo expuesto en el Museo de Ciencia e Industria. Se trata de un instrumento único y el mejor de su clase construido hasta el momento.




El reloj está subdividido en tres secciones con tres relojes grandes y treinta esferas más pequeñas debajo de cada uno. Entre la ingente cantidad de datos astronómicos que ofrece este ingenio podemos destacar la posición de los cometas Halley, Encke, Biela, Pons-Winnecke y Giacobini; la precesión de los equinoccios, con una esfera que completa una vuelta en 25 800 años; la declinación del Sol; la posición del terminador lunar o la velocidad de la Tierra.



El Wonderklok también ofrece información sobre las mareas. Entre los puertos indicados está Santander, como curiosidad cabe indicar que junto al nombre de la ciudad cántabra aparece la bandera republicana dado que el reloj se construyó cuando en España regía la República.

En la parte inferior del reloj hay una serie de automatismos curiosos. Uno de ellos nos permite comprobar el peso de un hombre de 70 kilogramos de masa en la Luna y en los distintos planetas del Sistema Solar. En la vitrina central hay nueve bailarinas sobre globos que representan los tamaños de cada planeta. Se supone que las bailarinas tienen la misma masa que en la Tierra y dan un salto similar en cada planeta. Mientras que la bailarina de la Tierra salta 40 cm en Plutón, con el mismo esfuerzo, alcanza los 5,70 metros.




Otros artículos de la serie Destinos astronómicos:

Tromsø, la capital de la aurora boreal
El yacimiento arqueoastronómico de La Fresneda
Visita al Observatorio de París (II)
Visita al Observatorio de París (I)
La torre del Hôtel de Cluny
En busca de las luces del norte (II)
Tras los pasos de Copérnico
El observatorio astronómico de Palermo
La meridiana de San Giovanni de Turín
Una visita al Antiguo Observatorio Real de Estocolmo
La fachada astronómica de Santa María Novella
Milagro sobre el cielo de Estocolmo
El reloj astronómico de Cremona
El reloj astronómico de Olomouc
Visita al Real Observatorio de Madrid
En busca de las luces del norte
El reloj astronómico de Praga
Visita al Deutsches Museum de Múnich
La meridiana de Santa Maria degli Angeli
Zytglogge, el reloj astronómico de Berna
La meridiana de Cassini
Una visita al Observatorio Antiguo de Beijing
Mnajdra y Las Pléyades
El Planetario de Toruń
Relojes suizos....de sol
Una visita al Museo de Historia de las Ciencias de Ginebra
Visita al Museo de Ciencias Planetarias
El Leviatán de Parsonstown
El reloj astronómico de Lund
Una visita a Calar Alto
La Torre Redonda
El reloj astronómico de Jens Olsen
Uraniborg, la isla de Tycho
Visita al observatorio de Sierra Nevada
Tras los pasos de Galileo
Visita al Museo de la Ciencia "Leonardo da Vinci"
Un calendario solar en Milán
Una visita al Globenmuseum de Viena
Una visita al museo de la Ciencia de Londres
Una visita al Royal Observatory de Greenwich
Visita al Planetario de Praga
La tumba del Sol: un cráter meteorítico en Estonia
Arte astronómico I
Arte astronómico II


Enlace 2015-06-14, 14:15 | 6 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://mizar.blogalia.com//trackbacks/75664

Comentarios

1
De: rvr Fecha: 2015-06-14 15:54

Fantástico este reloj.



2
De: Mizar Fecha: 2015-06-14 19:37

Gracias, Víctor. Es un reloj interesante y mucho menos conocido que otros relojes astronómicos, como el de Praga o el de Estrasburgo.



3
De: Nfer Fecha: 2015-06-20 00:58

Que me ha dado la melancolía y vuelto por estos lares...
Para quedar admirada con este reloj.
Felicitaciones, que post así no se ven todos los días (este vale la pena verlo varias veces, y quizá comentarlo en las redes...si supiéramos que lo leerán)

Felicitaciones, un trabajo excepcional.



4
De: aquí Fecha: 2017-12-10 11:04

Thanks for sharing this interesting blog with us.My pleasure to being here on your blog..I wanna come beck here for new post from your site. aquí



5
De: automatic pet feeder reviews Fecha: 2017-12-10 17:55

You completed a few fine points there. I did a search on the subject and found nearly all persons will go along with with your blog.



6
De: P1 profits Fecha: 2017-12-12 12:55

Thank you very much for writing such an interesting article on this topic. This has really made me think and I hope to read more



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.227.127.109 (85b703d68a)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Suscríbete:
Blogalia

Todos los artículos
<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Enlaces lunares

Lunar Map Catalog

LPOD: Lunar Photo of the Day

Atlas Virtual de la Luna

NASA: The Moon

Gran colección de enlaces lunares



Mis páginas



Síguenos en:

El beso en la Luna

Promocionar tu página también



No te lo pierdas


Astrometría e historia de la astronomía

Astroyepes

Cuaderno de bitácora

Cuaderno de bitácora estelar

Cuaderno de observación

Diario de un loco de las estrellas

El lobo rayado

El muro de Planck

Ese punto azul pálido

Eureka

Experientia docet

Fogonazos

Goefry en la Luna

Historias de la ciencia

La aldea irreductible

La décima esfera

Los colores de la noche

Los mundos de Brana

Mundos distantes

Por la boca muere el pez

Sondas espaciales

Tras el horizonte de sucesos

Un velero estelar


Imagen astronómica del día (APOD)




¿Qué es El beso en la Luna?


Fase actual:

Meteosat - Actualizado cada media hora


Blogalia


Blogalia

Artículos anteriores
© Paco Bellido. 2004-2013